Culos y tetas: el marketing rancio sigue funcionando

Dan Bilzerian, el sexo vende

Un gran parte de la población está “salida” o piensa en sexo muchas al veces al día. Algunos dirán: “hala, eso lo piensas tú, no todos” pero es así. Esto es aplicable y explotado en el mundo del marketing y de la publicidad desde tiempos inmemoriales. Os pongo varios ejemplos actuales:

  • Si os fijáis, hay un mayor número de mujeres periodistas a nivel global retransmitiendo el Mundial de Fútbol de Brasil con respecto anteriores ediciones. Esto sería alabable de no ser por un halo de “caspa” que hay en algunas elecciones de presentadoras (si se quejan de Sara Carbonero, mirar en Brasil).
  • Hay muchos lectores de periódicos digitales, muchas noticias de relevancia, pero por ejemplo hoy, si cojo una de las noticias mas leídas del día, nos encontramos con: “El escándalo de Magaluf”


Yo después de ver esto, pensé que la chica estaba drogada o algo… Resultado: se hizo aún más popular, salió en todos los medios y se está “forrando”.

Conclusión: el sexo vende, sigue siendo una herramienta rancia de marketing porque cae en el machismo muchas veces y además crea estereotipos que afectan tanto a mujeres como a hombres.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *