El caso BMW y Sochi 2014: cuando la marca va más allá del simple patrocinio

BMW y Sochi 2014

ku xlarge 300x168 El caso BMW y Sochi 2014: cuando la marca va más allá del simple patrocinioMuchas marcas apuestan por el patrocinio para buscar un posicionamiento concreto asociándolo a un evento de cierta notoriedad o prestigio. Estamos acostumbrados a ver este tipo de patrocinio sobre todo en eventos relacionados con deporte, cine, prensa y televisión. A cambio de una compensación económica o material, las empresas requieren que su logotipo aparezca en las vallas de un estadio, en el uniforme del equipo deportivo patrocinado, en los coches de la organización… etc.

El acto de patrocinar está basado en la justificación de que los consumidores pueden proyectar las cualidades positivas del producto patrocinado en la marca o producto patrocinador. Es una forma de presencia que no consume tiempo del espectador ni molesta y que refuerza el valor social de la empresa mostrando su apoyo a determinadas actividades. ¿Pero se puede ir más allá? Sí.

Un caso reciente es el de BMW, patrocinador del equipo estadounidense para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, ha creado un bobs (una especie de trineo especial capaz de ir a gran velocidad sobre el hielo) para el equipo de USA. Este “trineo” es un ingenio aerodinámico diseñado con alta tecnología, y BMW ha prestado su ayuda para la elaboración, además de agregar su marca sobre este aparato.

Con ello ha conseguido aportar un mayor énfasis y credibilidad sobre su apoyo al equipo estadounidense (ya que llama la atención que una empresa de origen alemán patrocine al equipo USA), genera interés y curiosidad de los aficionados del bobsleigh y los deportes de invierno en la marca y afianza la imagen que quieren transmitir de BMW en USA como fabricante de productos tecnológicamente avanzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *