La coherencia es lo más importante y en las marcas, aún más

Es difícil mantener un discurso sobre unas bases firmes. Sobre todo siendo una marca, teniendo en cuenta la presión de las ventas, los targets a los que se quieren dirigir, los cambios en las directivas de las empresas que pueden adoptar estrategias diferentes en base a otros parámetros…

Un caso reciente es Apple. Atención a estos dos vídeos:

– Lanzamiento iPhone 5 (2012)

– Lanzamiento iPhone 6 (2014). Doblado por Andreu Buenafuente y Berto Romero, por cierto.

En 2 años, podemos achacar que el mercado de los smartphone ha influido, que la competencia ha presionado a que Apple realice estos nuevos diseños, que Tim Cook piensa diferente de Steve Jobs… pero esto es un incongruencia pura y dura. No hay coherenciaLa competencia ya hace móviles grandes. El usuario que quiere comprar un iPhone no lo compra sólo por la pantalla. ¿Entonces, por qué destacan una característica que no es singular dentro del mercado (hay muchos móviles grandes) y está en contra de la línea de comunicación y marketing de años posteriores?

Foto: albyantoniazzi

¿Quieres más artículos como éste? Suscríbete al newsletter y recibe en tu email totalmente gratis mis últimas novedades.

 (Un servicio de MailChimp)

Javier Ordás

Autor de este blog. Experto en Marketing y Transformación digital, con amplia experiencia en el sector multinacional.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *