La ley de cookies, su interpretación y sus consecuencias

Internet1

Internet1 300x241 La ley de cookies, su interpretación y sus consecuencias

La Ley de cookies, y eso, ¿de qué va?

La “Ley de cookies”, por si alguno todavía no le suena, son las las modificaciones que se han introducido dentro de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI). Estos cambios se han realizado para adaptar la LSSI a las directivas comunitarias relativas a comunicaciones electrónicas dentro de Europa.

Muchos os habreís dado cuenta que os aparece recientemente un mensaje de aviso sobre la política de instalación y uso de cookies en muchos periódicos, redes sociales como Twitter y blogs..Esto es debido a que mucha gente “se ha puesto las pilas” en cuanto a la normativa, ante la amenaza de futuras sanciones ante el incumplimiento de la LSSI.

Vale, ¿y en qué me afecta esto a mis proyectos en medios sociales?

La LSSI obliga a los titulares de páginas web profesionales a solicitar permiso para instalar cookies de análisis (Google Analytics, Omniture, comScore.. etc) en los ordenadores de sus usuarios.

Hasta el momento en que el usuario de la web acepta instalar cookies en su ordenador, no se puede instalar ninguna cookie de análisis. Si el usuario no acepta, no podemos instalarle cookies, y perdemos métricas del nuestro sitio web o blog.

La normativa es aplicable a los sitios web que utilicen los diferentes cookies de análisis, pero hace una excepción con las cookies técnicas.

Por cierto, es importante recalcar que se la normativa se extiende a todo tipo de navegación móvil, incluidos los eReaders y las tablets.

¿Qué nos obliga la ley y qué podemos hacer?

Debemos informar al usuario sobre el uso de las cookies de analítica que utilizamos en el blog y solicitarle el permiso para instalarlas en su ordenador, de acuerdo a el Real Decreto-ley 13/2012.

La ley deja abierta la interpretación sobre cómo facilitar a el usuario la aceptación de las cookies. Depende del administrador del sitio web  el tipo de opción que le ofrece al usuario para confirmar el uso de cookies.
Tenemos dos opciones, como nos comenta David de bonillaware.com para que el usuario pueda confirmar que podemos instalarle cookies:
  • Opción basada en la interpretación libre y flexible de la ley: haciendo scroll y seguir navegando, entendiendo que al continuar en el blog, el usuario acepta las cookies.
  • Opción basada en una interpretación conservadora de la ley: haciendo click sobre un botón, entendiendo que al hacer clic en el botón, el usuario acepta las cookies. 

Estas dos premisas están basadas, ojo, en que hasta que no se acepta, no se ha instalado ninguna cookie de analítica (las técnicas son una excepción en la LSSI). No vale el consentimiento implícito cuando se ha instalado directamente sin consultar al usuario.

Ok, y ¿qué están haciendo los medios más conocidos en Internet?

Los medios populares como El Mundo, El País o Marca y blogs profesionalizados como los de Weblogs (Xataka, El Blog Salmón… etc) están optando por la forma más laxa de interpretar la ley, es decir, han elegido el scroll como método de aceptación de las cookies. Pero el problema de estas webs es que incumplen la ley por un detalle: instalan la cookie según accedes a la web, no esperan a que tú realices la acción de consentimiento.

Esta claro que esta LSSI toca muy de lleno en el negocio de la publicidad en Internet, y su aplicación pone en peligro la medición correcta del tráfico web de usuarios y por ello mucha gente se toma estos cambios y la transición a la ley con cautela, excepticismo y picardía, ya que tienen miedo de que si aplican de forma estricta la normativa, ven peligrar parte de su negocio.

Consecuencias de la aplicación estricta de la LSSI

Cómo ya nos avanzaba en una breve explicación al final de su post Pablo Burgueño, si somos estrictos en la aplicación de la lye, nos podemos encontrar con un escenario en que el usuario sea “vago” o no muy proclive a hacer click en la aceptación de las cookies (Pablo explica que sólo un 15% en su web acepta las cookies).

Por tanto, perdemos datos, perdemos idea sobre el tráfico de nuestro sitio web y esto nos puede afectar sensiblemente si dependemos de publicidad o de estadísticas de tráfico para calificar el éxito o fracaso del proyecto ante nosotros o un cliente.

Por último,os recomiendo que os leáis la interesante reflexión de Jose Alcantara en Cartograf sobre el tema y os dejo el extracto de la LSSI que hace referencia a la ley para que saquéis vuestras propias conclusiones:

Artículo 22.2 de la Ley 34/2002. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de
Protección de Datos de Carácter Personal.

Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones, siempre que aquél deba proceder a su configuración durante su instalación o actualización mediante una acción expresa a tal efecto.

Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario.

Imagen: Wikimedia

 

One Response to “La ley de cookies, su interpretación y sus consecuencias”

  1. […] Con la nueva y famosa “Ley de Cookies”, muchas webs han tenido que adaptarse y hacer las ventanas de la entrada a la web para pedir la autorización por parte del usuario para instalar cookies en su ordenador. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *