La “zona de confort” y los servicios en Internet

2296848038_d2eb86f3a5

“Yo lo que quiero es que mi cliente esté satisfecho.”

Creo que es una frase que está y debe estar en la mente de muchos profesionales, da igual el sector en el que esté inmerso.

Cuando queremos aplicar esta frase en una estrategia de marketing online, debemos hacer un ejercicio de reflexión sobre si los servicios que vamos a ofrecerle realmente tienen un sentido y van a satisfacer en cierta forma alguna necesidad. No es raro que la espiral de proyectos en la que podamos estar inmersos nos deriven a ofrecer soluciones similares a las realizadas anteriormente. Ejemplo: si realizamos de forma continua proyectos relacionados con websites corporativas, podemos inconscientemente presentar opciones y acciones de similar composición porque digamos, “estamos en nuestra zona de confort”.

La siempre manida frase de “debemos salir de nuestra zona de confort” es una regla constante e imprescindible que nos debemos aplicar, no sólo para innovar en nuestros proyectos y adelantarnos a nuestra competencia, sino porque nos permite dar nuevos servicios a nuestros clientes, satisfaciendo sus necesidades.

Y digo satisfacer sus necesidades y no sólo vender. Estamos en crisis, tener clientes y proyectos en marcha es más que nunca necesario. Pero no debemos caer en un ciclo de estrategia estandár donde la diferencia es mínima entre proyectos, por muy lucrativo que a corto plazo pueda resultarnos, ya que puede ser un gran lastre para un futuro, debido a que no hemos satisfecho la necesidad real del cliente.

Internet es una red de redes muy cambiante y abierta a nueva posibilidades, lo que nos aporta una moneda de dos caras: nuevas oportunidades de negocio pero a cambio nos castiga con una obsolescencia muy agresiva sobre los servicios tácticos que ofrezcamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *