Las 5 claves de la compra de una herramienta de Social Media

Las 5 claves en la compra de una herramienta de Social Media

El mundo de las redes sociales avanza muy rápido y hay variables que aún quedan pendientes por fundamentar a la hora de realizar un análisis completo y exhasutivo en medios sociales.

Actualmente las métricas aportadas por las empresas que hay detrás de las redes sociales más utilizadas se muestran un tanto “obtusas” y algunas de ellas no nos ofrecen métricas o funciones para la realización, cuantificación  y valoración determinante de una estrategia en medios sociales.

Es por ello que recurrimos a menudo a herramientas creadas por terceros, ajenos a las compañias propietarias de estas redes sociales, para recoger datos y argumentar debidamente de cara al cliente cómo es el estado y evolución de su estrategia de marketing y comunicación online.

Hay varias situaciones que nos inducen a la compra de una nueva herramienta de social media:

– Una herramienta que usábamos en fase beta o gratuita pasa a ser de pago.

– El cliente quiere ampliar el rango de exhasutividad del proyecto y necesitamos unos datos más precisos que la herramienta que utilizabamos hasta ahora.

-Iniciamos un nuevo estrategia de marketing y comunicación online sobre una red social emergente o no habitual en nuestros proyectos y por ello necesitamos de herramientas nuevas de terceros.

Ahora bien, ¿cómo sabemos que la herramienta que elegimos es la adecuada?

1- Investiguemos

Debemos realizar un estudio de las herramientas disponibles, valorando los pros y contras de cada una de ellas y averiguando cuando se han creado, donde, qué equipo disponen las empresas proveedoras y las formulas de pricing que nos ofrecen.

2- No nos ceguemos por los datos

Encontraremos herramientas que se estén utilizando en grandes empresas y nos “vendan el oro y el moro”. Eso no es significativo de nada, una gran empresa proveedora de estos servicios puede aportarnos una herramienta poco precisa y difícil de utilizar y un pequeño proveedor e incluso un desarrollador nos puede estar facilitando una herramienta útil y adecuada a las necesidades que pide nuestro cliente. Qué nos aporten muchos datos no quiere decir que todos sirvan.

3- Valoremos que tengan bases de datos descargables.

Muy importante. De nada nos sirve una base de datos online con dashboards bonitos si luego no tenemos facilidad para descargar y seleccionar y manipular los datos que sean necesarios para crear los informes a posteriori.

3-Actualizaciones

Debemos tener en cuenta que las redes sociales sufren actualizaciones constantes y por tanto, las herramientas deben ser actualizadas de acuerdo a dichos cambios para su correcto funcionamiento.

4- Soporte

El software no suele estar exento de fallos puntuales. Podremos encontrar defectos o dificultades a la hora de manejar una herramienta. Tener un proveedor de software con un soporte adecuado nos facilitará problemas futuros.

5-Precio

Adecuar la elección de la herramienta de acuerdo a las limitaciones del proyecto. Elegir una herramienta completa pero muy cara puede poner en peligro la rentabilidad futura del proyecto. Es importante cuidar la calidad, pero sin poner en perjuicio otros aspectos del proyecto necesarios, como es el de la financiación.

Debemos también decidir si la herramienta forma parte de un proyecto o es una herramienta adquirida directamente para un uso general en la empresa. ¿La diferencia? La primera depende del uso y duración de un proyecto y la segunda opción permite el uso de la herramienta que se ha comprado por parte de todos los proyectos llevados a cabo por la empresa.

Imagen: opensourceway

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *