Las dos caras del crowdsourcing

Crowdsourcing: ventajas e inconvenientes

Post colaborativo con Kevin Sigliano en TcBlog. blog de la agencia consultora Territorio creativo.

El crowdsourcing ha dejado de ser una tendencia en ciernes, no nos coge desprevenidos. Llevamos tiempo escuchando el eco de iniciativas basadas en este modelo de colaboración social que se nutre de distintas tecnologías  y, que muchas empresas (grandes y pequeñas) han utilizado para dar un cambio de rumbo a sus proyectos.

El crowdsourcing es un modelo de producción y creación de proyectos que gracias a las tecnologías 2.0 se ha convertido en una gran oportunidad para sacar adelante iniciativas de cierta dificultad con un uso de recursos reducido, gracias a las aportaciones de colaboradores y usuarios.

El poder del crowdsourcing radica en la comunidad de Internet. Como decía Luis Rojas Marcos (psiquiatra, investigador y profesor español):

“Internet es positivo porque nos une, nos conecta. Incluso a las personas mayores. El estar conectado nos prolonga la vida y no solamente añade años a la vida, sino vida a los años.”

Son numerosos los casos de empresas que han confiado en iniciativas basadas en crowdsourcing. Ejemplo de ellos son Procter&Gamble, 3M o CHL Technologies, que ya hemos analizado con anterioridad.

Las empresas empiezan a tomar conciencia de que una comunidad con talento y hambre de colaboración puede aportar mucho al proceso de definición de un producto o a tareas de lo más insospechadas.

¿Qué beneficios aporta el crowdsourcing?

  • La interacción más estrecha entre empresa y consumidores.
  • Problemas complejos pueden ser resueltos muy rápidamente, gracias a una comunidad comprometida con un objetivo común.
  • El producto desarrollado mediante este modelo puede superar las expectativas de un modelo tradicional debido a la gran heterogeneidad de las aportaciones de los colaboradores.
  • El crowdsourcing puede generar oportunidades para personas con talento, experiencia y ganas de colaborar en proyectos de interés social o de prestigio.
  • También elimina las barreras financieras que imposibilitan que proyectos interesantes se congelen por falta de los recursos necesarios para llevarlos a cabo.

¿Qué factores son claves para que el crowdsourcing funcione?

El tamaño de la comunidad es un punto clave y va a condicionar todo el proyecto. El crowdsourcing va a depender de un conjunto de procesos a realizar por parte de una comunidad. Si es excesivamente grande puede derivar en un alto grado de aportaciones a revisar, necesitando de una supervisión exhaustiva de cada aportación para discernir su validez o no, lo que produce un gasto de recursos que puede poner en riesgo la rentabilidad del proyecto.

En el caso contrario, una comunidad demasiado exclusiva o pequeña puede derivar en un déficit de ideas y aportaciones produciendo un resultado pobre e insuficiente y poco innovador.

Ver resto del artículo en TcBlog…

Imagen: JD Hancock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *