Las nuevas reglas de la red social Instagram

Las nuevas reglas de Instagram

Instagram no hace mucho que ha cambiado su algoritmo. De hecho, a nivel global, lleva sólo unos días. Y esto ha sido un pequeño gran cambio. Pero para entender las nuevas reglas de Instagram, vamos a ir a lo básico, lo que es en sí Instagram.

Qué es Instagram actualmente

Instagram es una red social que pertenece a Facebook y esto es importante para su presente y futuro. No es una red social pequeña, de hecho es cada vez más grande, su compra fue multimillonaria (1.000 millones de dólares costó aproximadamente) y aún no es rentable, aunque tiene mucho potencial.

El atractivo de Instagram

Básicamente, para el usuario el mayor atractivo de Instagram reside en recibir actualizaciones en formato foto o vídeo de famosos, influencers (que pueden ser personajes notorios o generadores de contenido o tendencias como vloggers) o sus contactos más o menos cercanos.

El nuevo algoritmo de Instagram y cómo si eres un usuario con pocos seguidores, lo tienes crudo para ser visible

EL funcionamiento de Instagram se basa principalmente en su timeline, como en muchas otras redes sociales. El timeline es lo bueno y lo malo de toda red social. Para el usuario es una herramienta útil para recibir noticias de sus contactos, pero para la red social se convierte en un quebradero de cabeza a medida que va siendo más utilizada y los usuarios que la componen comparten multitud de contactos.

Aquí viene el problema. Muchos contactos, muchas actualizaciones. Y cuando un timeline contiene demasiado contenido, satura al usuario. Es aquí donde entran en acción los cambios de algoritmo, es decir, en las redes sociales esto se traduce en la forma que los usuarios van a recibir actualizaciones de sus contactos. Lo que ha hecho Instagram es cambiar la forma en la que se prioriza las actualizaciones recientes de los contactos y su asiduidad.

Hacer contenido “bonito” ya no vale

Desde su nacimiento, Instagram ha sido una red social donde era vital tener como contactos a usuarios activos para conseguir interacciones con el contenido subido en un perfil. Para muchas marcas ha sido difícil crecer, y muchas han apostado por sorteos, concursos y campañas con influencers para conseguir más notoriedad. Aún así, cuando se conseguía un número relevante de seguidores, el contenido obtenía con mucha más facilidad interacciones y se entraba en una espiral de crecimiento positivo en la notoriedad de una perfil de marca en Instagram. Bueno, ahora esto ya es casi con el nuevo algoritmo, casi imposible. Las actualizaciones que haga un usuario que no tiene miles de seguidores se ha reducido en impacto, por lo cual todo conduce a que va sólo posible crecer en esta red social en un futuro cercano, tal como pasa en Facebook, usando publicidad y tácticas de growth hacking.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *