No seas publicista: una reflexión que ha dado mucho que hablar

No seas publicista, esa reflexion

4556090560 529d7f1377 z 300x187 No seas publicista: una reflexión que ha dado mucho que hablarAyer en el blog de Tago Art Work se recordó la reflexión sobre el sector de la publicidad y la creatividad.de Pablo Dachefsky, director creativo en Nurun y autor del blog Hombre Tranquilo

El post ha tenido mucha difusión y ha creado debate en torno a varias situaciones de las que habla Pablo en el post original, alguna opinión ha estado un poco fuera de tono, pero muchas son interesantes en cuanto a su reflexión de la profesión que actualmente define al profesional denominado creativo y cómo es la situación de cliente-agencia-creatividades.

El artículo es provocador, juega con tópicos que pueden ser más o menos fieles con la realidad (ya que hay múltiples realidades en el sector del marketing y publicidad), pero desde mi punto de vista, creo que la reflexión final del post es pobre y contradicitoria. Decir “sé creativo”, como si el puro talento de la persona y el desempeño de la profesión al 100% va a cambiar los argumentos por los que denosta la situación del publicista, me parece una confusa conclusión. Es como si yo digo que no seas político y luego concluyo con “sé de izquierdas”. Pero bueno es la visión de Pablo y es lo que piensa.

El sector publicitario

Esta claro que mucho de lo que dice va más allá de una simple propuesta y requiere de iniciativas que van más allá del propio individuo. Requiere un cambio metodológico en la forma de trabajar en el sector y de cambiar la visión de muchos profesionales publicitarios y clientes. El sector está muy idealizado y eso está provocando que algunos se aprovechen de ello (becarios gratuitos) y además está afectando a los futuros profesionales (masters y cursos carísimos frente a sueldos bajos, por ejemplo). Eso produce casos como SCPF Academy, para lo bueno y para lo malo.

Algunos comentarios interesantes sobre el post en Tago

Voy a destacar ciertos comentarios que me han llamado la atención:

Edu: “Lástima que ya no te guste ser publicista, porque a muchos aún sí nos apasiona. Y cuando nos encontramos con el cliente torpedo, nos retamos a crear ideas más aguerridas y si el cliente no las acepta, le damos lo que pide, pero no nos desanimamos porque entendemos que es como cuando el gigante descubre el castillo lleno de oro y se lleva solamente la alfombrilla de la entrada.”

Me gusta la opinión de Edu porque es muy práctica y positiva, es muy normal que independientemente de la agencia donde se éste trabajando o el puesto desempeñado, un cliente puede limitarse a demandar un trabajo bajo sus términos y no aceptar sugerencias de la agencia para mejorar el resultado. Es lo que hay, es realidad pura y dura, y lo único que se puede hacer es cumplir con el cliente y no desanimarse.

Manu Arranz: “… no creo que por estar en el mundo digital y la rapidez que este medio requiere solo se puedan hacer ideas refritas. Creo que al contrario, se nos abre un abanico de posibilidades, de innovación en el medio y con nuevos soportes y reglas. Es hora de crear cosas que hasta ahora no se podían gracias a la era digital y a las nuevas tecnologías. Solo hace falta ponerse las pilas para no convertirse en viejos dinosaurios, y si ya eres un dinosaurio tener las ganas de salirte de tu zona de confort y actualizarte. En resumen, como he leído por ahí, es verdad que la publicidad es algo más que creatividad, pero que no se nos olvide que las ideas venden y precisamente eso es lo que se están cargando poco a poco con el método de trabajo actual. 

Totalmente de acuerdo con Manu. Los medios sociales abren posibilidades, no cierran puertas.También está abriendo la posibilidad de nuevos roles donde la creatividad, la gestión de proyectos y el análisis convergen.

Octavio Terol: “Yo quiero creer que en el fondo todos estamos de acuerdo con la idea principal del artículo. Me da la sensación de que simplemente cuestiona la manera de hacer publicidad en la actualidad. Y sobre todo, cuestiona la manera de trabajar de las agencias en la actualidad. En mi opinión, y cada vez más, las marcas están dejando de ser relevantes. Y parte de la responsabilidad es de las agencias. Antes, bastaba con hacer un producto y hacer anuncios para convertir a las marcas en relevantes. Para convertirlas en relevantes de nuevo, desde las agencias de publicidad se les debería aconsejar hacer cada vez menos anuncios. Se les debería empezar a aconsejar que pongan en práctica ideas que ayuden a sus consumidores con sus problemas. Pero con problemas reales. Ya que ni las instituciones ni los gobiernos ayudan a la gente, las marcas tienen una oportunidad inmensa para volver a ser relevantes comunicando sus valores a través de hechos útiles. En un mundo ideal, el publicista debería entrar en el proceso, no cuando el producto ya está hecho, sino muchísimo antes.” 

Me gusta la visión de Octavio, hay oportunidades muy válidas fuera del ámbito del “simple anuncio” que las marcas aún no ven claro por explotar.

¿A vosotros que os parece el tema? “Miga” tiene para rato.

Imagen:  Pr3liator

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *