Vencer a la ignorancia: el gran poder del consultor

Consultor de marketing y conocimiento

Un consultor vive en un entorno cambiante. Los clientes cambian. La tecnologías evolucionan. El tiempo nos absorbe y no realizamos una cantidad de ingente de acciones y deseos profesionales, que quedan pendientes es nuestra “to do list” y nos penalizan en diversas situaciones: idiomas, cursos y otros conocimientos que nos pueden ser útiles.

Nadie sabe de todo. Si alguien se siente conforme con la denominación de “experto”, desconfía. El mundo del marketing está lleno de vendemotos con tropecientos años de experiencia que no tienen ni idea. Pero hay que manejar el ego propio. Rememorando a Sócrates, yo tengo claro “sólo sé que no sé nada”, aún puedo aprender mucho.

Vencer a la ignorancia e incentivar nuestra curiosidad

Pero tengo un confianza total en dos aptitudes que intento potenciar: mi ansia de curiosidad y mi creatividad. Y no son sólo mías. Las tenemos todos en mayor y menor medida. Encontrar el foco donde aplicarlas es la clave. Si quieres trabajar en marketing/publicidad/comunicación, debes desarrollar conocimientos. Pero basarlos en una ansia de curiosidad que mantenga tu interés a lo largo del tiempo. Ese interés “te da la vida” en tu labor profesional. Yo trabajo en marketing no sólo para gestionar proyectos, o realizar informes. Yo trabajo en marketing porque sé que soy capaz de crear y desarrollar ideas que me motiven e ilusionen a los demás. Desde una mejora en un informe hasta una nueva funcionalidad en una herramienta o una aplicación. Si nos quedamos es copiar y hacer, terminaremos odiando nuestro trabajo.

La importancia del reto

Tu reto no debe ser el mejor CM del mundo, ni ser el mejor “cuentas”, ni ser el mejor creativo, ni el mejor programador de apps. El reto debe ser crear cosas que te hagan feliz. Pensar en ir a la oficina en que vas a hacer algo que te llena. Si no lo haces en tu curro, busca la idea de hacerla fuera del curro. Emprende. Para mí este blog supone una vía alternativa de creatividad y un campo de pruebas para futuras ideas. Busca tu vía y piensa en germinar algo que te haga crecer como profesional.

Foto: Jay Gooby

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *