Yo de mayor quiero ser Community Manager

Yo de mayor quiero ser Community Manager

Actualmente tengo 26 años y (espero) mucha vida por delante. Viendo cómo está evolucionando el panorama del marketing online, hay una idea que se revuelve en mi cabeza cuestionándome la siguiente pregunta: ¿alguien querrá ser Community Manager dentro de 5 años?

Es una pregunta que tiene una clara respuesta, yo respondería . Pero no porque Community Manager (CM) sea un puesto atractivo y mole, ni porque recaiga cierta responsabilidad de la imagen de una marca sobre dicha persona. La gente dirá que  porque es un puesto donde poder empezar a labrarse un futuro profesionalmente.

¿Pero qué es ser CM?

Ser CM no es ser “el chico para todo”. No es poner un tuit mientras haces unas fotocopias, o haces un informe, además de hacer  de secretario y de hacer la compra de aprovisionamientos… (por enumerar algunas de las funciones atribuidas a este puesto en algunas ofertas de empleo como “Administrativo y CM”, “Teleoperador y CM”).

Ser CM es un trabajo poco conocido y denostado, que cuando pasen 10 años nadie lo querrá hacer por muy ambicioso  que sea el postulante… ¿entonces? ¿Quíén va a ser CM o va a realizar las tareas relativas a ese puesto?

Teniendo en cuenta esta situación, no será raro lo siguiente: tienes un problema con un ticket de avión, de un autobús o con una compra por Internet. ¿Qué haces? Pones un tuit a la cuenta de  Twitter de la respectiva empresa donde has adquirido el producto o los servicios y un CM de Uzbekistán se encargará de darte atención al cliente.

Entonces, ¿cómo podríamos cambiar esta situación? ¿Cómo puede tener cabida este puesto con un reconomiento digno por parte del sector y la sociedad?

Un posible respuesta es un replanteamiento de sus tareas, estableciendo unos flujos de trabajo acordes a la responsabilidad que recae sobre esta persona (según la marca o marcas que represente).  Aportando un universo más amplio a las tareas que realiza, aportando con ello más valor añadido a los servicios: analítica más compleja, más contacto directo con los departamentos de la empresa a la cual representa …

Qué representa el CM

Pero el gran problema no es el CM y sus tareas, sino la posición que para la empresa representa este puesto. Porque ser CM en España es ser la persona que pone tuits, que sólo se acuerdan de él cuando la “caga”. Que con cada año su status se devalúa porque hay factores que han encarecido la atención en redes sociales. Nos preocupamos más de Facebook Ads y menos de la persona que es CM. ¿Por qué? Porque al final las empresas se ciegan por la publicidad, por atrapar al consumidor. Porque no se preocupan si su mensaje es acertado, si puede llegar a a ser percibido como excesivamente intrusivo por el usuario. Se obsesionan por la venta rápida menospreciando la atención del usuario.

Medimos los impactos de campañas de publicidad, de banners, de tuits, pero no evaluamos el impacto que una persona realiza sobre otra. Es evidente que las redes sociales es una canal deficiente para aportar una atención al cliente plena para el consumo masivo (hablando de millones de personas). Sin embargo, los servicios de escucha y respuesta de un CM aportan mucho más valor que cualquier cuña en radio de 10 segundos o una anuncio que ves a las 12 de la noche antes de quedarte dormido con el televisor encendido.

Aportemos valor y coherencia a los medios sociales. Internet es una canal bueno y útil si se utiliza adecuadamente por profesionales, deficiente e inútil si lo denostamos junto con los profesionales que dependen de él.

Imagen:  Vince Alongi

One Response to “Yo de mayor quiero ser Community Manager”

  1. Yo creo que no lo vas a ser. Vales para mucho más. Y no es por despreciar la labor.Al final de lo que estás hablando es de la relación de la marca desde sus espacios más o menos propios (a lo que se dedican los CM’s suelen ser espacios “prestados) y es ahí donde entra el arte y la ciencia, la coherencia de la empresa con sus valores y el papel que le concede a su cliente… que muta a una especie de igualdad al menos en el plano comunicativo. Piensa en cuando la conversación se convierte en espacio de cooperación y cocreación y no en el mero ¡me gusta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *